El método sodis ofrece una solución para el manejo de desechos plásticos y la potablización del agua

Puedes potabilizar el agua con botellas plásticas

Los ríos suelen ser el vertedero de todo tipo de desechos, lo que contribuye a aumentar la contaminación y el desarrollo de todo tipo de organismos nocivos para la salud, dentro de los cuales podemos mencionar los coliformes, salmonelas, escherichia coli, estreptococos fecales, todos ellos causantes de enfermedades gastrointestinales.

En las zonas rurales, los pequeños pueblos o caseríos se encuentran situados a pocos metros de los cauces de los ríos. Normalmente  toman el agua directamente de los cuerpos de agua para cubrir sus necesidades vitales, lo que puede generar afecciones.

Sin embargo, esta situación adversa puede mermarse con la utilización del método sodis. Es una propuesta de desinfección que se  sustenta en las propiedades germicidas de la luz solar, especialmente los rayos ultravioletas e infrarrojos.

El agua contaminada se introduce en botellas de plástico y se expone durante cinco horas a la acción de la luz solar. Durante la exposición, el sol destruye los patógenos. La luz solar desinfecta el agua y mata a los agentes causantes de la diarrea, gracias a la combinación de dos efectos: la radiación ultravioleta y el incremento de temperatura del agua.

Para que el método funcione eficazmente es necesaria una exposición de cinco horas bajo una radiación solar de al menos 500 W/m2. Esto se consigue en latitudes medias con cinco horas de exposición en verano. El efecto conjunto de la temperatura y la radiación se produce cuando el agua supera los 50.C, momento a partir del cual el proceso de desinfección requiere un tercio de la radiación.

Esta propuesta fue desarrollada por EAWAG (Instituto Federal Suizo de Ciencias Ambientales y Tecnología). Tiene el aval y apoyo de la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y la Cruz Roja.

SODIS mejora la calidad microbiológica del agua para consumo humano y está al alcance de todos. Las investigaciones han demostrado que SODIS destruye las bacterias y los virus patógenos. Se ha documentado la inactivación de los siguientes microorganismos:

Bacterias

Escherichia coli (E.coli), Vibrio cholerae, Streptococcus faecalis, Pseudomonas aerugenosa,

Shigella flexneri, Salmonella typhii, Salmonella nteritidis, Salmonella paratyphi.

Virus

 Bacteriófagos f2, Rotavirus, Virus de la Encefalomiocarditis.

Levaduras y mohos

 Aspergillus niger, Aspergillus flavus, Candida, Geotrichum

Cómo potabilizar el agua con luz solar

Las botellas de plástico tienen  que ser de materiales transparentes pues son  buenos transmisores de luz en el rango UV-A y visible del espectro solar. Deben estar  hechas de PET (tereftalato de polietileno) o PVC (cloruro de polivinilo). Ambos materiales contienen aditivos como estabilizadores UV, para incrementar su estabilidad o proteger a los recipientes y sus contenidos de la oxidación y la radiación UV.

Cabe decir que no tiene influencia en la calidad del agua, ya que no genera ningún fotoproducto en el interior de la botella. Es importante señalar que la continuidad de su aplicación es necesaria para obtener excelentes beneficios. Selecciona las botellas que tengan la numeración 1,2, 4 y 5. Ya que no contienen el aditivo bisfenol A. Son fácilmente identificables porque disponen de un símbolo triangular negro.

Riesgos microbiológicos en las botellas de plástico

Si usas este método, debes estar atento  si las botellas tienen grietas o roturas, pues son sitios que suelen albergar bacterias. Cuando se reutilizan, pueden ser contaminadas con microorganismos que habitan en las manos o en la boca o que se encuentran en el medio ambiente. Por lo tanto, se recomienda larvales con un detergente suave después de su uso.

No aplique el método sodis si la numeración de las botellas presenta el número 3, 6 y 7. Pueden desprender mínimas cantidades de BPA, que si bien, no son dañinas, es preferible evitar la exposición.

Experiencia de desinfección solar en el Amazonas Venezolano

En la Cuenca Amazónica, la mayor parte de la población vive en estado de pobreza, asociados con bajo niveles sanitarios y educacionales. Las condiciones bioecológicas permiten que los ciclos bióticos de los vectores transmisores de enfermedades persistan todo el año. Asimismo, existe una enorme red hidrográfica asociada a condiciones de alta humedad atmosférica e intensas lluvias  que potencian la presencia de patologías.

Las comunidades de Boca de Autana, Ceguera y Tierra Blanca se encuentran ubicadas en el Municipio Autana del estado Amazonas. Ellas fueron beneficiadas con un proyecto piloto financiado por la Agencia Interamericana de Cooperación al Desarrrollo, el cual consisitió en el uso de la energía solar para satisfacer las demandas energéticas.

 A través de la experiencia, se realizó un proceso de concientización sobre los procesos socioambientales que se realizan en las comunidades,  Para hacer posible una acción transformadora (y el control cultural es una acción transformadora) los integrantes de la comunidad deben estar informados acerca de la situación real en la que ellos viven y valorizar los elementos socioambientales propios y ajenos, ya que sólo así pueden tomar posición frente a los problemas y necesidades de su realidad socioeconómica y ambiental, entendiendo que la toma de posición es la objetivación de ese proceso de concientización, condición sine qua non para que puedan tomar decisiones  de lo que quieren cambiar o transformar, para que pueda generarse un proceso de educación ambiental y de revitalización cultural integral.

El proceso de enseñanza – aprendizaje estuvo basado en la construcción de las ideas y conceptos a partir de las propias ideas, preconcepciones y patrones culturales de los participantes. Para ello se recurrió a construir un sistema de relaciones neuro-linguísticas (palabras y relaciones conceptuales claves) más que el manejo o memorización de conceptos externos a la cultura y conocimientos de los participantes.

Cuando fue necesario hacer referencia a algún concepto, se inició una conversación participativa dirigida a construir un significado colectivo a partir de las ideas, preconcepciones e intuiciones de los participantes. En ninguna parte de este proceso se presenta o menciona la existencia de conceptos “verdaderos” ni “científicos”. Adicionalmente se utilizan metáforas y ejercicios provocadores de reflexión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.