Uso de plantas medicinales para sanar afecciones cutáneas

La piel es un órgano que proporciona contacto con el medio ambiente y protege al cuerpo de factores externos desfavorables. La salud de la misma se puede ver afectada por patógenos, agentes químicos, mecánicos y respuesta autoinmune. Cuando son problemas menores, podemos apoyarnos en las plantas medicinales para solucionarlos.

 

Ajo contra el cadillo

Prepare una cataplasma con ajo crudo molido. Como tiene propiedades antivirales, lo puede liberar de la molestia en pocos días. Proteja la superficie con una cápsula de vitamina E, ya que el ajo le puede quemar la piel. Cúbralo con tela adhesiva por 24 horas. A veces puede formarse una ampolla, aun así, se caerá en una semana.

 

Aceite de árbol de té

 

Aplique el aceite con un algodón sobre el cadillo varias veces al día. Tiene poderosas propiedades antivirales.

 

Equinácea

Ayuda a estimular el sistema inmunológico y a derrotar el virus. Tome media cucharadita de extracto de equinácea dos veces al día durante 10 días. Descanse 3 días y repita la dosis por 10 días más.

 

Las plantas medicinales contra el herpes

Prepare una fuerte infusión con 250 ml de agua hirviendo y dos cucharadas de caléndula seca. Tape la olla y deje hervir por unos veinte minutos, póngalo a reposar y cuele. Aplique sobre las ampollas con un algodón, varias veces al día. La caléndula tiene propiedades antivirales y combate los brotes del herpes.

Cubos de hielo

Si siente molestias y tiene la sensación que el herpes va a atacarlo, frótese la zona con un cubo de hielo. De esta manera impide que brote.

Aceite de árbol de té

Prepare una porción con aceite vegetal, a partes iguales. Aplique un poco en las ampollas cuatro veces al día.

Cuidados de la piel ante quemaduras y cortadas

El uso de hierbas puede impedir las infecciones y ayudar a la curación.

Agua y jabón

El primer paso es mantener limpia la piel. Utilice un jabón natural y agua tibia.  Sumerja en agua helada por lo menos cinco minutos hasta sentir alivio. Es una práctica que evita la formación de ampollas. En todo caso, si se forman no las pinche. Cuando abra naturalmente, deje intacta la piel protectora y lávela cuidadosamente con un antiséptico de equinácea y agua.

 

Suelda consuelda para cicatrizar

 

Después que se forme la costra, aplique en la cortada o herida, un ungüento que contenga suelda consuelda mayor (Symphytum officinale).  Es una recomendación para la sana remoción de la piel. La planta es rica en alantoides, que aceleran la regeneración de las células.

Precaución: Como esta hierba es muy eficaz, no debe aplicarse en cortadas o heridas abiertas. Puede hacer que se cierre de forma prematura y dejar un absceso.

 

 

La miel, un poderoso antibiótico natural

 

Cuando la miel no ha sido procesada, dispone de un componente activo que es idóneo contra los organismos infecciosos. Limpie la herida, cúbrala con un poco de miel y ponga una venda. Repita esta operación dos veces al día. Recuerde cambiar la compresa.

 

Contención de hemorragia con milenrama (Achillea millefolium)

Abra una cápsula de milenrama en polvo y espolvoree sobre la herida. Presione la cortada suavemente con un paño limpio hasta que pare de sangrar. Las flores de milenrama contienen ingredientes naturales que alivian el dolor, reducen la inflamación, favorecen la coagulación y curan las heridas.

Otra opción es diluir una cucharadita de extracto de milenrama en 125 ml de agua caliente. Deje reposar y humedezca un paño limpio en la solución y aplique sobre la herida con firmeza. Estas compresas ayudan a contener el sangrado de una cortada.

 

Sábila contra las quemaduras

Aplique el cristal o gel de una penca de sábila sobre la parte afectada. La planta acelera la curación de las quemaduras y combate las bacterias infecciosas. La vitamina E, C y el aceite de lavanda también ayudan a curar la piel   y que se mantenga fresca.

A continuación, presento una receta muy útil para los fines antes mencionados

 

Ingredientes

 

-60 gramos de cristal de sábila.

-1000 mg de vitamina C en polvo.

-800 vl de aceite de Vitamina E.

 Una cucharadita de aceite esencial de lavanda.

 

Preparación

Licue bien todos los ingredientes. Guarde la mezcla en un frasco de vidrio bien limpio en el refrigerador, aplique en la quemadura varias veces al día. Puede durar hasta dos meses si la mantiene refrigerada. La sábila, con propiedades astringentes y curativas, puede servir como gasa para las ampollas. Coloque sobre la zona un poco de sábila, cúbrala con una venda adhesiva. Cámbiela dos veces al día hasta que sane.

 

Caléndula como cataplasma

Si tiene una quemadura, debe enfriarla primero. Coloque gel de caléndula y ponga una venda sin apretar en el área afectada. Limpie la quemadura y vuelva a aplicar la planta. Renueve la venda diariamente hasta que sane.

 

Tratamiento de ampolla con hamamelis

Pínchela suavemente con una aguja esterilizada. No retire la piel que sobre. Luego lave con una solución a partes iguales de extracto de equinácea y agua, dos veces al día hasta que empiece a ver mejoría. Puede cubrir con una venda en el día, pero retire durante la noche para permitir que se seque.

Otra manera de aliviar es usando una bolita de algodón humedecida en extracto de hamamelis, la coloca sobre la ampolla y la cubre con cinta adhesiva. Repita la operación cada seis horas.        

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.