Recomendaciones sencillas para curar la inflamación muscular en mascotas

Los perros y gatos pueden sufrir de torceduras y luxaciones cuando hace actividades a las que no esté acostumbrado  o se ejercita o juega en exceso. Si observa que presenta una súbita cojera, es señal que presenta un daño muscular, sobre todo si es sensible al tocarlo o está hinchado. Por lo general, las fibras musculares se desgarran por la lesión y requieren de tiempo para sanar.

Uso del Árnica  en mascotas

El Árnica montana L es una planta rizomatosa que puede llegar hasta 60 cm, de alto. Tiene flores amarillas y suele crecer en zonas montañosas. Posee importantes propiedades analgésicas, antibacterianas, antihistamínicas sedante, antiséptica, cicatrizante,  antiinflamatorias y vulneraria. Es muy funcional si la aplicas a nivel tópico. A pesar de su efectividad, si percibe un hematoma muy grande no se recomienda por sus efectos secundarios.

Otra forma de usar el árnica es a través de pastillas. Se trata de un remedio homeopático que alivia el dolor, reduce la hinchazón y acelera la curación de las lesiones musculares.

La hierba medicinal también es útil en irritaciones cutáneas, picaduras de insecto o urticarias.

Cúrcuma longa para torceduras en animales

Se destaca por sus múltiples usos medicinales, especialmente antioxidantes y antiinflamatorias. Por tales motivos, es utilizada para combatir la artritis psoriásica, artrosis de mano, cadera rodilla, cáncer, colesterol alto, entre otros problemas de salud. Sus beneficios se extienden a los peluditos. Si tienes perros, mezcle en su comida un octavo de cucharadita de cúrcuma en polvo por cada 4.5 kg de peso.Hágalo diariamente.  Para gatos mezcle un dieciseisavo de cucharadita de cúrcuma en polvo en su alimento dos veces al día.

Siga con estas dosis hasta que cese el dolor y la hinchazón en ambos casos. La cúrcuma es un antiinflamatorio que ayuda a curar las lesiones en los músculos y las articulaciones. No deje de consultar al veterinario si persiste el dolor o la hinchazón.    

Por último, también puede valerse del hielo para aliviar malestares. Coloque una bolsa de gel frío sobre el músculo afectado por 15 minutos y asegúralo con una venda elástica sin apretarla mucho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.