Consejos prácticos para controlar la diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica y crónica. Se caracteriza por un aumento en los niveles de glucosa por insuficiencia relativa o absoluta de insulina. Puede causar complicaciones renales, oculares, neurológicas y cardiovasculares. La sintomatología es compleja y comprende poliuria, fatiga, pérdida de peso, visión borrosa, aumento de los niveles de glucosa en la orina y retraso en la cicatrización de las heridas.

El tratamiento incluye dieta, medicación y ejercicios. Sin embargo, muchos fármacos tienen efectos secundarios. Por tales motivos, muchas personas recurren a tratamientos naturales.  A pesar de sus ventajas, es recomendable que consulte con su médico para asegurarse que es conveniente para su caso y asegurar que tome la posología adecuada.

Semillas de caoba contra la diabetes

Si va a optar por este tipo de tratamiento, se sugiere comer las semillas una vez peladas. Debes hacerlo de forma inmediata. Otra opción es molerla. El polvo se puede usar en batidos o infusiones. Si lo vas a hacer en té, coloca media cucharadita de polvo en una taza de agua hirviendo. Beber media hora antes de las comidas, 3 veces al día.

Es bueno consumir de forma moderada, ya que tiene alto contenido de saponinas y flavonoides. Recuerde consultar con su médico de cabecera pues si lo utiliza conjuntamente con otros medicamentos, puede causar hipoglucemia.

Plantas medicinales para controlar el azúcar

Flor escondida o rompe piedra (Phyllanthus niruri)

Contiene una amplia variedad de compuestos químicos, tales como flavonoides, vitamina C, tanino, ácidos grasos, alcaloides, potasio, lignanos, entre otros. Para tratar la enfermedad crónica, debe hervir la planta. Tome dos veces, una en ayunas y antes de dormir.

Fregosa (Capararia biflora L)

Puede alcanzar hasta un metro de altura. Su principal componente es la biflurina, que sirve como antibiótico y fungicida. Para su uso, debes cocinar 30 gramos, entre hojas y flores de fregosa en un litro de agua, dejando hervir por diez minutos. Tomar tres tazas al día.

Gimnema(Gymnema sylvestre)

Tome dos al vece al día 200 mg de gimnema. Esta hierba aumenta la producción de insulina y baja los niveles de azúcar en la sangre. La medicina ayuvérdica la ha usado durante siglos con excelentes resultados.

Mapurite(Petiveria Alliacea L)

Toma algunas hojas secas o las raíces. Colócalas en un litro de agua, dejar hervir y endulzar. La posología recomendada es de ¼ de taza dos veces al día.

Otra forma de consumirla es con pastillas. La dosis recomendada es de 500 a 1000 mg, dividida en varias tomas.

Cuando use esta hierba, tenga en cuenta los medicamentos que consume. Contiene pequeñas cantidades de cumarina, un anticoagulante natural. Este componente hace interacción con la medicación contra las afecciones cardiacas

Salvia (Salvia officinalis)

Posee tuyona, pineno, alcanfor, borneol, flavonoides, salveno, tainos, triterpenos y cineol. Es reconocida por sus propiedades astringentes, bactericidas, cicatrizantes y regulador de cambios hormonales.

En el caso de implementarla como tratamiento natural para la diabetes, se recomienda licuar las hojas en una taza de agua, reservar en la nevera y tomar 2 a 3 cucharadas en ayunas diariamente hasta tener los niveles de azúcar en un rango moderado. Recuerde consultar al profesional de la salud para que le indique que cantidades de insulina que puede utilizar mientras ejecuta el tratamiento.

Dieta para mantener estable el azúcar en sangre

Cada comida debe contener proteínas y grasas saludables como las de las nueces, aguacate, aceite de oliva, pescados de agua fría como salmón, sardinas y caballa. Consuma pescados ricos en proteínas cada tres horas. Además, tome una fórmula    de multivitaminas de alta potencia y minerales que contenga 200 g de picolinado de cromo, que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Las proteínas y grasas saludables ayudan a mantener estable los niveles de azúcar. Trate de comer 90 gramos de proteínas magras dos veces al día. También los alimentos ricos en fibras como las lentejas y los frijoles negros que contienen fibra solubre.

Evite los carbohidratos refinados

Consuma carbohidratos complejos como cereales integrales, frutas frescas, ya que los azucares refinados y los alimentos hechos con harina blanca como panes, biscochos, pasteles y pastas al ser consumidos le dan un exceso de azúcar a su torrente sanguíneo. Esto hará que los órganos y las glándulas que regulan el nivel de azúcar en la sangre se estresen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.