Focaccia Italiana adaptada a la Dieta Keto

Es un plato típico de la cocina italiana. Si bien su origen es desconocido, los historiadores apuntan a que surgió en el Siglo II, antes de Cristo, en Grecia. Es la antecesora de la pizza. Sin embargo, se considera que es un plato típico de Liguria, una región del noreste de Italia, en el siglo XVI.

Deriva del romano “panis focacius” que significa pan de hogar. Solía ser preparado para alimentar a los campesinos. Una vez que las personas comenzaron a hornearla, se fue popularizando hasta formar parte de las tradiciones gastronómicas. En el Siglo XX, inmigrantes  europeos se encargaron de difundirla por el resto del mundo. Se ha experimentado con distintos ingredientes, teniendo una versión dulce y salada.

A continuación, presento una receta adaptada a la dieta cetogénica.

Ingredientes

 -1/2 Taza de queso parmesano rallado.

-1 taza de ricota.

-1 ½ taza de harina de almendra.

-1 cucharada de levadura en polvo (sin gluten)

-1 huevo grande

-1 cucharadita de hojas de romero.

-1 cucharadita de salvia.

-1/2 cucharadita de sal marina.

-1 cucharada de aceite de oliva. 

Instrucciones 

Mezclar bien el queso ricota junto con el parmesano. Cuando estén bien unidos, coloca el huevo y sigue batiendo. Agregar los ingredientes secos (harina de almendra, levadura, sal marina). Amasar con las manos hasta lograr que quede completamente uniforme.

Colocar  la masa en una bandeja o charola plana, estirar con las manos, hacer surcos con la yema de los dedos. A medida que vas haciendo los surcos, colocar aceite de oliva. Por último, agregar las hojitas de romero y salvia. Esparcir. En horno precalentado, hornear durante 10 a 12 minutos.

Ya podrás disfrutar de tu panecillo focaccia versión keto.  

 

Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.